Como caso práctico complementario al artículo anterior sobre la publicidad on line, me gustaría analizar a Social Media SL. La citada empresa aglutina a dos de los grandes candidatos a gurulollas-hipócritas de todos los tiempos: Julio Alonso (fundador de Weblogs SL, germen de Social Media) y nuestro querido Donen Rike (que facilita su “soporte” para la publicidad que la citada compañía vende).

Paseándonos por las páginas de su web, y sin demasiado esfuerzo, ya encontramos la primera incongruencia:

Economía-DansEl blog de Donen Rike está clasificado en la sección de…¡Economía! ¡Viva la segmentación orientada al target! El blog de un biólogo que escribe de tecnología sin tener ni puta idea es considerado como información económica. Las nuevas posibilidades de segmentación de la web 2.0 trabajando al 100%, con un par.

Pero no acaban aquí las sorpresas. Si nos vamos, digamos, al “análisis” del perfil de Genbeta (blog de Weblogs SL dedicado al software), nos encontramos con la siguiente información:

Audiencia GenbetaLos datos de audiencia por edades están basados en una entrevista a…¡168 personas! Una muestra significativa, por lo que parece, según Nielsen. Impresionante.

Y esto es lo que intentan vendernos como la publicidad del futuro, como la publicidad que tiene una capacidad de llegar al target con una precisión que los demás medios no pueden ni soñar…¡y todo se basa en entrevistas a un puñado de usuarios! Yo no sé si será la publicidad del futuro…pero lo que es del presente…

julio alonso

Gracias a una sugerencia de un lector, me estoy planteando seriamente la posibilidad de organizar desde aquí los premios “gurulollas del año”. La idea sería presentar unos aspirantes (se admiten propuestas para los candidatos) y luego realizar una encuesta para las votaciones. Evidentemente, el ganador sería nombrado “Gurulollas of the year”, con todos los honores desde aquí.
A mi me gustaría presentar como primer gurulollas, al Señor Julio Alonso. Conocido director de la “empresa” Weblogs SL, este hombre hace méritos día a día para desbancar al Señor Enrique Dans de su merecidísimo puesto de Gran Gurulollas de todos los tiempos.
Como todos los gurulollas, el señor Alonso tiene más cara que espalda, es hipócrita hasta la médula, barre para casa y manipula de mala manera todo lo que encuentra a su paso, en beneficio propio y de su empresa de tres al cuarto.
Podemos encontrar pruebas de ello en su blog corporativo “merodeando”. Aquí ofrece grandes momentos, como el que se derivó de su entrada “separando contenido de publicidad”, en el que mantenía que su empresa rechazaba todas las ofertas que recibía para hacer publicidad encubierta desde su “red de blogs”:

Yo siempre había pensado que una regla de oro del periodismo era separar e identificar claramente publicidad y contenido editorial. Alucinado me quedo con este ejemplo. Que conste que no es el único que se puede ver en ediciones digitales de medios tradicionales, pero, sinceramente, llama mucho la atención. A nosotros a diario nos llaman para proponernos cosas de este tipo. Y a diario les decimos que no. Se ve que los de los diarios no.

Pues bien, simplemente dándonos un paseito por sus “publicaciones”, no solo encontramos numerosos ejemplos de publicidad encubierta pura y dura, si no blogs enteros dedicados a ello, por ejemplo:http://www.arrebatadora.com/

Sin embargo, como siempre, estos imbéciles astutos, juegan con la mala memoria de los internautas. Pero por fortuna, los textos y entradas quedan en los servidores, aunque en ocasiones sean borrados apresuradamente, cuando alguien pone en evidencia la hipocresía de las manifestaciones que se vierten por la web 2.0.

Otra muestra relevante de la falsedad de este sujeto, es el apoyo implícito que le da a todo lo que huela a “Creative Common”, “Software libre”, “Licencias GNU/GPL” y demás cancamusas que sirven para rebajar costes y explotar trabajadores a lo chino. Como bien se encargan de recordar algunos blogs verdaderamente independientes, el mismo Alonso y sus secuaces se pasan por el forro las licencias de soft libre, cortando y pegando código de donde les viene en gana, sin pagar un duro, aprovechándolo para producir nuevas aplicaciones, y acto seguido no publicar el código resultante, infringiendo dicha “licencia”. Vamos, cara dura e hipocresía en su máxima expresión. La historia pudo seguirse en el propio blog de Dans:http://www.enriquedans.com/2008/07/entre-el-blog-y-la-red-social.html 

Obsérvese el rostro y la soberbia que gasta Enriquito en el comentario número 11, cuando alguien le recrimina la pura verdad: que dicen una cosa, y hacen la contraria.

Por todo ello y mucho más, yo propongo al Señor Julio Alonso como gurulollas del año 2009. Se admiten sugerencias. 

Actualización: creo que por justicia, deberíamos entregar un premio especial a Don Enrique Dans. Tal vez este tome la forma de “Gurulollas of the Universe”, aunque seguimos aceptando propuestas en cualquier sentido.

Por Nexus 2.0

Por Nexus 2.0

julio-alonso

Entre los nuevos aspirantes a gurulollas en la cancamusa 2.0, tiene un papel relativamente destacado el Señor Julio Alonso.
Desde su blog “merodeando”, intenta convencernos de sus gurulolleces, jugando al despiste en beneficio propio, y diciendo medio mentiras, que no serán descubiertas por el españolito medio con un dedo y medio de frente (ya podeis ver en la foto que él tiene bastante más). Es muy sospechoso que esta gente siempre se queje de lo mismo: que si la falta de libertad en los medios tradicionales, que si su unidireccionalidad, que si la censura (que ellos no tienen inconveniente en ejercer desde sus medios), que si no hay derecho a que no nos dejen descargar todo por la cara y sin pagar, que si la industria debe cambiar su modelo de negocio (aunque nunca dicen a cual), que no puede ser que haya rentistas de los derechos de autor, que no puede ser que se forren a costa del consumidor…Muy curioso, muy curioso que tengan todas esas preocupaciones sociales…y ninguna otra. Pero todo quedará explicado en próximas entradas, no os preocupeis. Pero pensad, pensad por qué a todos los gurulollas le da por defender unos derechos, y otros no. Pensad por qué les entra la rabieta cuando algún autor cobra por sus legítimos derechos y se forra (o no) y no les importa que un piloto de fórmula uno cobre en una hora más que todos sus trabajadores de la oficina de Weblogs juntos en toda su vida. A todos se les verá el plumero, no os preocupeis.