bloggers01Pues sí, algún que otro puede poner en la casilla de cualquier formulario offline o online que su profesión es blogger, para ser más exacto, 452 mil según el Bureau of Labor Statistics estadounidense.  Una profesión que,  por el número de sus miembros está por detrás de los 555 mil abogados y juristas,  y por delante de 394 mil informáticos o los 289 mil bomberos.

Según un artículo de  Mark Penn, publicado en The Wall Street Journal, en los Estados Unidos,  de los 20 millones de bloggers norteamericanos, 1,7 millones obtienen algún beneficio económico y, entre ellos, unos 452 mil, tienen en su blog su fuente primaria de ingreso. Para Penn, si los periodistas son el cuarto poder, los bloggers ya son el quinto poder.

Un blogger con un promedio de cien mil  visitas únicas al mes, puede ingresar unos 75 mil dólares de media al año. Una buena entrada se puede pagar entre 75-200 dólares, y algunos de ellos actúan de “spokesbloggers“, es decir dedicados a escribir favorablemente sobre algún producto o  servicio para un publicista o empresa. No es fácil superar las barreras de entrada, pero uno puede acabar trabajando para una empresa, convertirse en superconsultor o escribir para sitios web con mucho tráfico. Los que trabajan para empresas pueden ganar entre 45-90 mil dólares. El uno por ciento de los profesionales ingresa cerca de 200 mil dólares.

Los profesionales de los blogs están en pleno crecimiento, al mismo tiempo que los profesionales del periodismo descienden. En Washington DC el número de periodistas de los grandes diarios, se ha reducido en un 79 por ciento en los últimos años, en cambio, es la ciudad de los Estados Unidos  que concentra el mayor número de profesionales del blog.

Pues eso, a ver cuando podré poner de profesión: “Bitacotero”.

Anuncios

Por Nexus 2.0

julio-alonso

Entre los nuevos aspirantes a gurulollas en la cancamusa 2.0, tiene un papel relativamente destacado el Señor Julio Alonso.
Desde su blog “merodeando”, intenta convencernos de sus gurulolleces, jugando al despiste en beneficio propio, y diciendo medio mentiras, que no serán descubiertas por el españolito medio con un dedo y medio de frente (ya podeis ver en la foto que él tiene bastante más). Es muy sospechoso que esta gente siempre se queje de lo mismo: que si la falta de libertad en los medios tradicionales, que si su unidireccionalidad, que si la censura (que ellos no tienen inconveniente en ejercer desde sus medios), que si no hay derecho a que no nos dejen descargar todo por la cara y sin pagar, que si la industria debe cambiar su modelo de negocio (aunque nunca dicen a cual), que no puede ser que haya rentistas de los derechos de autor, que no puede ser que se forren a costa del consumidor…Muy curioso, muy curioso que tengan todas esas preocupaciones sociales…y ninguna otra. Pero todo quedará explicado en próximas entradas, no os preocupeis. Pero pensad, pensad por qué a todos los gurulollas le da por defender unos derechos, y otros no. Pensad por qué les entra la rabieta cuando algún autor cobra por sus legítimos derechos y se forra (o no) y no les importa que un piloto de fórmula uno cobre en una hora más que todos sus trabajadores de la oficina de Weblogs juntos en toda su vida. A todos se les verá el plumero, no os preocupeis.