A petición popular, voy a insertar de vez en cuando alguna entrada de los extintos The Tuituza Chronicle.
Comenzaré con esta dedicada a Martin Varsavsky, puesto que como ya he dicho en más de una ocasión, este hombre me parece un misterio. En este momento sería incapaz de decir si se trata de un cancamusero más, de un vendedor de humo o de un emprendedor de éxito. Por eso me gustaría recibir opiniones desde aquí de este interesante personaje.

La entrada original, cortesía de Google reader:

– Esto parece importante:

La Web 3.0 será la Web Visual

Hace ya varios años que me vienen haciendo la misma pregunta en las distintas conferencias en las que participo y para la cuál, hasta ahora, no tenía una respuesta concreta: ¿quién sucederá a la Web 2.0? ¿Qué viene luego de los contenidos generados por los usuarios o del P2P? Ahora estoy bastante seguro que será la Web Visual, entendiendo visual como lo opuesto a las webs basadas en textos. No estoy diciendo que en Internet no habrá más textos o que el texto va a morir, pero si creo que su importancia como el motor principal de Internet está decreciendo, mientras que todas las otras formas de comunicación audiovisuales están aumentando rápidamente. Y esto es a lo que llamo la Web Visual.

– Parece pero no, sólo es otra gilipollez.

– Hay pasajes impagables:

cuando ahora leo un libro los encuentro faltos de imágenes y hasta aburridos en algunas partes, sobre todo en aquellas que explican con un largo texto algo que podría ser mejor representado con una imagen.

Tranquilo, Martín, no desesperes, dentro de poco, “El guardián entre el centeno” versión fotonovela.

– ¿Le compramos un cómic? O mejor un cuento troquelado.

– Confío en que las instrucciones de la fonera vengan bien ilustradas.

– ¿No está un poco grande como para decir que lo aburren los libros sin dibujitos?

– Ya lo comentamos aquí cuando el capachuchos se puso a hablar de qué error había cometido grabando vídeo en baja calidad: está preparando la cabeza de la gente para que le compren la fonera con esteroides, pegatinas en plan “web visual designed” incluidas.

– Está claro que el capachuchos no ha leído “Farenheit 451” y que de haberlo hecho… ¡Está con los bomberos! No hay nada como una buena hoguera.

– ¡Martín va con los FONberos!

– ¿Será el nuevo logo de la FONbera una salamandra?

– Y una tele interactiva con gente gritándose unos a otros cosas sin sentido y ya lo tenemos servido.

– Cuando publiques el post estas referencias no las va a entender nadie.

– Somos unos pedantitos…

– ¿Le regalamos la peli de Truffaut? Sería el círculo dentro del círculo, o la implosión de la ironía.

Ventana externa
– ¿Está diciendo Martín que los blogs personales pasarán a ser videoblogs? ¿Un tío leyendo su rollo a la webcam como la pintamonas? Joder, espero que no, a ver cómo coño haces una lectura diagonal en un Reader con 50 videoblogs… Y conmigo no contéis, ¿eh?, que tengo muy mal primer plano.

Anuncios

TheTuituzaChronicle

Hoy hemos desayunado con el fin de la andadura del blog “The Tuituza Chronicle” que nos acompañaba en la labor de desenmascarar a la camcamusa patria. No sabemos por ahora los motivos de su cierre. ¿Presiones, amenazas de procesos judiciales, simple cansancio de sus creadores? Como podemos ver en la entrada con la que se despiden, ellos mismos no lo dejan muy claro. Aunque sospecho que puede estar relacionado con los insultos que se vertieron (tanto por parte de los creadores, como de los comentaristas) en los últimos post, que personalmente opino que sobrepasaban el límite tolerable. Eso explicaría también porque han sido borrados esta mañana los archivos del blog. Sin embargo, ha sido loable la información que han aportado (sobre todo al comienzo de su publicación), acerca de las relaciones y actividades de los personajes que solían poblar sus entradas. Desde aquí, no nos queda más que mandar un saludo a sus anónimos creadores, que estoy seguro de que más temprano que tarde nos sorprenderán con alguna nueva idea en forma de blog. Nosotros, no vamos a recoger el testigo tras su desaparición. No lo haremos porque sinceramente, no estábamos de acuerdo con la línea que estaban siguiendo últimamente desde “The Tuituza Chronicle”. Una cosa es el sentido del humor, lo jocoso, y la burla más o menos respetuosa, y otra es el ataque directo a personas, sin aportar ninguna razón o justificación para ello. Es por eso que nos proponemos seguir comentando la actualidad cancamusera, pero desde otra perspectiva, desde otro tono.

Sentido del humor…Todo del que seamos capaces, y nuestro talento y tiempo nos permitan. ¿Descalificaciones sin sentido y sin pruebas de por medio? No, porque no creemos que eso lleve a ninguna parte, salvo a la situación en la que ahora se encuentran ellos. Tuituza cometió el mismo error que la cancamusa: no reconocer los errores a tiempo, y no saber rectificar cuando se metía la pata. Ahora tal vez, ya sea demasiado tarde para ellos.