El titular, que podría parecer demagógico, está suscitado por la lectura de unos informes de Cisco (“Cisco Visual Networking Index“) sobre el presente y futuro del tráfico IP en Internet.

Que, entre otros datos interesantes, menciona el siguiente:

El 1% de las conexiones de banda ancha generan más del 20% del tráfico total en Internet, mientras que el 10% de las conexiones son responsables de más del 60% del tráfico de Internet en banda ancha.

Una distribución mucho más desigual que la 80/20 citada tan a menudo.

Pintando la capacidad de tráfico como si fuera un terreno, los datos de Cisco se representarían como en la Figura.

blog_091116

Si, como se cita en el informe en cuestión, el tráfico medio diario por cada acceso de banda ancha es de 375 megabytes, la aritmética llevaría a concluir que:

  • El 1% de maxi-latifundistas de Internet consume 7,5 Gbytes diarios.
  • Un 10% de latifundistas consume 1,7 Gbytes diarios (por acceso).
  • El resto de los accesos consume en media 167 Mbytes diarios.

Cuando se habla, y se hablará, sobre las políticas y prácticas para el futuro de Internet, incluyendo cuál es el ancho de banda necesario y cuál su precio,  conviene, creo, tener este mapa en mente. Por precaución. Porque sabemos de otros terrenos cómo las gastan los latifundistas.

Si preguntamos a nuestro alrededor qué sugiere el eslógan “Connecting People“, lo más probable es que surja enseguida el nombre de Nokia.

nokia logoY sólo el nombre de Nokia. Pero hay otras realidades. Más antiguas. Persistentes, no obstante el cambio tecnológico.

IMG_0224

Captada ayer en Barcelona con mi iPhone. Quizá en el interior del local se dediquen a telefonearse con móviles finlandeses. Pero creo que no.

Ruiz de Querol, profundiza en el caso Skype, descubriendo como es habitual la hipocresía de los que él llama acertadamente “los apóstoles del free”:

Se ha hecho público estos días que los fundadores de Skype han presentado una demanda contra eBay (la empresa a quien vendieron Skype) por un litigio de propiedad intelectual de porciones de la tecnología que utiliza esa empresa de telefonía (y video) por Internet.

Ya describí el transfondo del asunto en una entrada anterior. Antes de Skype, esos personajes fundaron Kazaa, que creció a base de promover y facilitar las descargas ‘free‘ de música, estuvieran o no de acuerdo los propietarios legales de ésta. Utilizaron (brillantemente) la tecnología P2P que habían desarrollado para crear Skype, que eBay compró después (algo que nunca entendí) por 2.600 millones de dólares. Con este historial, ahora demandan a su ex-empresa, pidiendo una indemnización por daños de hasta 75 millones de dólares diarios!!!.

Recojo la noticia porque me parece que hay más de un hipócrita entre los que tanto defienden la causa del ‘free‘, incluyendo los sujetos de referencia. Espero además con curiosidad ver cómo la recogen (si es que se atreven a hacerlo) los ‘ilustrados-TIC‘ que defienden las virtudes del software libre y reiteran el mensaje de la necesidad de rebajar los derechos de los titulares de propiedad intelectual. Al fin y al cabo, copiar el software de Skype tiene el mismo coste marginal que copiar música o videos:  cero.

Desafortunadamente, como comprobamos día a día desde aquí, en España, aunque a un nivel mucho más cutre, parece que cunde el ejemplo.

Por Ruiz de Querol, http://ruizdequerol.wordpress.com/

Los más ilustres de los ‘ilustrados-TIC‘, que cada vez se me antojan como consumidores de modas , nos han vendido durante meses apologías de la estrategia del ‘free‘. Que, en resumen, viene a decir que la clave para tener éxito en los negocios del futuro es empezar regalando los productos.

Una serie de artículos recientes (que iré comentando en próximas entradas) tiende a confirmar mis sospechas, que vienen de lejos, de que la moda del ‘free‘ es un síntoma más de la epidemia trivializadoraque comentaba hace poco. Uno de ellos comenta las nefastas consecuencias de una burbuja de diarios ‘free‘ en Dinamarca, que acabó saturando a los lectores, desorientando a los anunciantes, derrumbando los precios de la publicidad y finalmente causando grandes pérdidas a los inversores (alguno de ellos con un perfil más cercano al de especulador que al de editor responsable).

Transcribo la conclusión del propio articulista:

“El concepto ‘free’, por sí solo, carece de sentido. Tampoco ayuda el ‘free’, si se acompaña de un modelo de negocio equivocado. El truco es conseguir combinar adecuadamente el concepto ‘free’, con un modelo de negocio adecuado: puede entonces tener éxito “.

blog_090528

El peligro del “Too much free“. La clave del éxito estaría, como en todo, en la combinación de una Idea (o contenido que la plasme) + Modelo de Negocio + Equipo capaz de ejecutarla.

Pero, en la mayoría de los casos, los ‘ilustrados-TIC‘ difunden ideas (a menudo copiadas), aunque todo indica que carecen de modelo de negocio y de equipo para desarrollarlas. Quizá porque su principal interés no sea hacer negocio, sino aprovecharse del ‘free’ como consumidores (¿compulsivos?).

Sospecho además que son conscientes de ello: porque no les tengo por tontos ni por  ilusos. Simplemente les encanta deslumbrarnos, o intentarlo.

Continuará en próximas entradas.

Por Ruiz de Querol, http://ruizdequerol.wordpress.com/

¿Vivimos en medio de una epidemia social de trivialización? ¿Tienen las nuevas tecnologías una parte de la responsabilidad?

Me impacta una columna de José Antonio Marina en El Mundo del 24 de Mayo (reproducida aquí). Se centra en la temática del aborto, y más concretamente en la afirmación de la Ministra de Igualdad de que “Un feto de 13 semanas es un ser vivo, pero no un ser humano”. (Una afirmación que me parece vacía de toda lógica, pero ésa sería otra cuestión).

blog_090525

Si traigo aquí este asunto es porque se me antoja que una parte de la reflexión del filósofo, la que he dejado apuntada en la pizarra, se aplica a temáticas mucho más amplias que la del aborto, incluyendo algunas relacionadas con los usos e impactos de las tecnologías de la información (las TIC), asuntos de los que intentamos ocuparnos en este espacio.

Creo que podría parafrasearse perfectamente la afirmación de Marina para decir que “Sufrimos una epidemia de trivialización en torno a los usos de las tecnologías de la información”.

Ejemplos de actualidad de esta epidemia trivializadora podrían ser:

  • La explosión de tantos ’social media’ que difunden con mayor eficacia lo trivial que lo sustantivo.
  • La forma y fondo del debate sobre las descargas de contenidos y la propiedad intelectual de los contenidos.
  • La cuestión, relacionada con la anterior, del futuro de los medios de comunicación social.
  • La apología de la cultura del free.
  • Id. de la cultura del ‘multitasking’.
  • La promoción sin matices del uso de los ordenadores en la educación.

De hecho, creo que la mejor manera de compilar una lista sería hacer un vaciado sistemático de los blogs de unos cuantos de los más ilustres ‘ilustrados-TIC‘. En otra ocasión.

Quizá influenciado por las reflexiones actuales sobre Internet y el futuro del periodismo, me interesó este fin de semana ver el DVD de “Buenas Noches y Buena Suerte“. En su discurso sobre el papel de la televisión, el protagonista, el periodista ‘Edward R. Murrow’ de la CBS se expresa de este modo:

“Si este instrumento sólo es bueno para entretener, divertir y aislar, entonces el tubo ya parpadea y pronto veremos que la batalla está perdida.

Este instrumento puede enseñar, puede iluminar; sí, incluso puede inspirar. Pero puede hacerlo sólo en la medida en que los humanos tengan la determinación de utilizarlo para estos fines”.

blog_090518

Viendo lo que nos ofrece actualmente la televisión comercial, puede sacarse la conclusión de que hubo demasiados humanos que no demostraron la determinación a la que se refería Mr. Murrow. Lo cual me parece un motivo para plantear la misma cuestión al respecto de Internet.

No discutimos el potencial de Internet como herramienta para el desarrollo de las personas; para una mejor comunicación, para aumentar el conocimiento, para mejorar las relaciones, incluso como un instrumento de activismo social.

Pero también tenía similar potencial la televisión, pero lo ha desarrollado a un nivel muy inferior a las expectativas de los más idealistas.

El futuro de Internet será también el resultado de una batalla de determinaciones. En la que, dicho sea de paso, no confiaría mucho en la dedicación de los ilustrados-TIC, ni siquiera los más ruidosos.

¿Comentarios?

P.S.  Recomiendo la lectura del artículo de Pedro J. Ramírez, el Director de El Mundo, en la edición del Domingo 16 de Mayo. Se puede o no estar de acuerdo con sus posturas, pero describe la mar de bien uno de los frentes del campo de batalla. Continuará.

Por Ruiz de Querol
http://ruizdequerol.wordpress.com/