Diario de una clonación, la basura de la Web 2.0 al descubierto


 

varsavsky-11timar.

 1. tr. Quitar o hurtar con engaño.

2. tr. Engañar a alguien con promesas o esperanzas.

3. prnl. coloq. Dicho de los enamorados: Entenderse con la mirada, hacerse guiños.

 

http://www.perspicalia.com/post/el-fogonazo


google-beta

En nuestra cortísima trayectoria de apenas unas semanas, ya podemos desmontar otro mito que sirve a las empresas de la Web 2.0 para hacer dinero a costa de los paletos. Nos referimos al mito del posicionamiento SEO y SEM (Search Engine Optimization y demás gaitas). Como podeis comprobar por vosotros mismos, si introducís en google como término de búsqueda alguno de los títulos de las entradas del blog original de Enrique Dans (por ejemplo Experimentando con la participación ciudadana), comprobareis que nuestro blog clon ya comparte primera página con el clonado en el ranking de Google.

Por tanto…¿qué coño venden las empresas dedicadas al posicionamiento web? ¿Qué gilipollas invertiría las cantidades anuales que piden algunas empresas por el “trabajo” de posicionamiento? ¿No le estamos haciendo los webmaster el trabajo sucio a Google para que ellos ganen pelas a costa del trabajo de los demás?

Yo opino, que el SEO y el SEM, son un timo, puro y duro. Agarraos, que dentro de poco estallará la próxima burbuja.

 

dansbyntonto, ta.

(De or. expr.).

 

1. adj. Falto o escaso de entendimiento o razón. U. t. c. s.

2. adj. Dicho de un hecho o de un dicho: Propio de un tonto.

3. adj. coloq. Que padece cierta deficiencia mental. U. t. c. s.

4. adj. coloq. Dicho de una persona: Pesada, molesta. Se pone muy tonto con la manía de los celos

5. adj. coloq. absurdo (contrario y opuesto a la razón). Después de la acalorada discusión le entró una risa tonta

6. m. Comediante que en ciertas representaciones hace el papel de tonto. El tonto del circo

7. m. Chile. boleadoras (instrumento compuesto por dos o tres bolas).

8. m. Col. y C. Rica. mona (juego de naipes).

a lo ~.

1. loc. adv. Con disimulo.

a tontas y a locas.

1. loc. adv. Desbaratadamente, sin orden ni concierto.

como tonto en vísperas.

1. loc. adv. coloq. U. para motejar o apodar a quien está suspenso fuera de propósito o sin tomar parte en la conversación.

hacer el ~.

1. loc. verb. coloq. tontear (hacer o decir tonterías).

hacerse alguien el ~.

1. loc. verb. coloq. Aparentar que no advierte algo de lo que no le conviene darse por enterado.

ponerse ~.

1. loc. verb. coloq. Mostrar petulancia, vanidad o terquedad.

ser alguien como ~ para algo.

1. loc. verb. coloq. Chile. Ser muy aficionado a algo.

 

 

 

mangas-verdesHipocresía.

1. f. Fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan.

En su entrada más reciente, el Señor Mangas Verdes enlaza con un blog que le autopromociona, como siempre.

 Atentos a las declaraciones del hipócrita Judas Mangas Verdes, leer para creer:

¿Cree necesaria una regulación, fuera de lo que marca la propia ética de la profesión?

Ante esta “pregunta”, el hipócrita de Mangas Verdes “responde”:

Creo que el periodismo ya está suficientemente regulado en la Constitución y en las leyes que rigen los derechos básicos del sector, además de por las leyes generales. Vivimos una ofensiva reaccionaria a escala global que busca controlarlo todo y regularlo todo como estrategia censora. Curiosamente suele verse a periodistas supuestamente progresistas abogar por esta vía. Algo, desde todo punto de vista, incomprensible.

Para los que no sepan de que va el tema, les remito a este mismo blog, unas entradas más abajo, en las que narramos como pillamos al Señor Almeida en braguitas.

https://clondans.wordpress.com/2009/03/17/a-mangas-verdes-se-le-ve-el-plumero/

https://clondans.wordpress.com/2009/03/19/mangas-verdes-se-pone-chulo/

Como dijo el Gran Maestro: “por sus hechos les conocereis”.

Amén.

dansclonado1Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Nadie puede mantener su propia mentira durante mucho tiempo, en el caso de Dans ha sido poco más de cinco años. Pero como también es de los que predican una cosa y hacen justo la contraria, se le ve el plumero que da gusto. Después de su bonita entrada de los ecos en la red, claramente motivada por este blog (será que empezamos a amenazar su chollo de cortar y pegar) el señor Dans se ha vuelto a poner en evidencia. Mandamos un comentario con un enlace a este blog, y por supuesto, lejos de publicarlo, predicando con el ejemplo (¿al fin y al cabo no es una “amplificación” o “eco” de su blog, de esas que tanto le benefician?) ha censurado nuestro comentario, como era de esperar para los que lo conocemos de verdad. Las mentiras de este imbécil no tienen límite, como pueden comprobar. Se ve que nos tiene miedo, y por eso no admite ningún link en su blog hacia este, dejando su teoría de los ecos y amplificaciones en Cancamusa pura, como siempre.

A continuación, para los interesados en el texto original (espero que pocos) reproducimos la entrada del Dansito:

 

 

echochamber-hughmacleodEl eco es, en su primera acepción de la RAE, la “repetición de un sonido reflejado por un cuerpo duro”, y en su acepción octava, que también podría resultar de aplicación, la “resonancia o repercusión de una noticia o suceso”.

En Internet, el eco se suele interpretar en forma de cita, de manera habitual y deseable provista de un enlace, aunque en muchas ocasiones sin él. El eco incrementa la visibilidad de un contenido en función del número adicional de personas a las que es capaz de hacerlo llegar: en muchos casos, el eco ha sido utilizado como medida de relevancia, como cálculo de la influencia que un medio determinado posee, tanto mayor cuantos más sitios “se hacen eco” del contenido que publica.

De manera habitual, el trackback recoge algunas de las citas que se hacen a una entrada, aunque no lo hace en todas las circunstancias. En mi caso, muchos trackbacks en una entrada son indicativos de relevancia, aunque para saber realmente el número de referencias que ha cosechado tendríamos que irnos a un motor de búsqueda como Technorati o BlogPulse, y en ocasiones ni eso funciona. Poniendo como ejemplo una entrada reciente como ésta, en la que podemos ver doce trackbacks al pie de la misma, podemos ver cómo Technorati nos devuelve únicamente seis resultados, mientras el Conversation Tracker de BlogPulse  nos ofrece resultados similares. Sin embargo, podemos hacer un ejercicio adicional utilizando Google: tomemos el título literal de la entrada, suponiendo que no sea una frase de uso común, entrecomillémoslo, y lancemos una búsqueda. El resultado es, si hiciésemos caso al número que proporciona el buscador (que hay que tomar con natural cautela), de unas 1430 apariciones. Tras recorrernos hasta el final, llegamos hasta un total de 292, que tras marcar “repeat the search with the omitted results included” se convierten en 832 comprobables recorriendo hasta la última página de resultados (aunque el buscador siga afirmando que existen 1430). En los últimos tiempos, este efecto resulta mucho más pronunciado: un examen de las últimas diez entradas del blog ofrece una media de alrededor de 650 resultados comprobables mediante este mecanismo.

Cualquiera que sea el resultado entre 292 y 1430, la evidencia es clara: el eco generado por una entrada en el blog es muy superior a lo recogido por los trackbacks o por los buscadores especializados. Muchos de dichos resultados adicionales son los llamados “blogs copy&paste“, que se limitan a generar una página a partir del feed de un tercero o terceros y, típicamente, suplementarlo con publicidad de relleno o con AdSense, esperando obtener algunos ingresos de visitantes despistados. Se trata de una práctica que va en aumento, que en ocasiones aparecen en los trackbacks, pero que habitualmente, al no aportar valor añadido de ningún tipo, son calificados como spam y consecuentemente eliminados. Otros resultados son generados automáticamente por herramientas de diversos tipos, o sirven como repositorios personales o para diversos colectivos. Y si tienes suerte, puede que incluso tengas algún anti-blog, resultado inequívoco de la popularidad, que recoja tus entradas con el fin de criticarlas, ridiculizarlas o de incluir supuestos comentarios censurados, intentando servir como punto de encuentro para pobres y patéticos resentidos en pos de una supuesta “justicia divina”. En su conjunto, unos y otros conforman “el eco del blog”, algo que juega un papel fundamental en el impacto del mismo: amplifica los resultados en las búsquedas, aproxima los contenidos a quienes de manera natural no los habrían visto, y colaboran a la hora de dotarlo de relevancia. En ocasiones, cuando en algunos de esos sitios, como es el caso de Menéame, se desarrolla una conversación que puede aportar algunos elementos interesantes, hasta se puede capturar para mostrarla dentro del propio blog si ellos resulta interesante, dotándola de los mismos mecanismos de control que el propio blog tiene.

De un tiempo a esta parte, el número de C&P blogs se ha disparado. Dada la naturaleza ilimitada y no espacial de la red, la cosa tiene entre poca y ninguna importancia: Internet no “se llena”, e incluso cuando explotan los contenidos de terceros mediante publicidad, el impacto en las cuentas de resultados de los blogs comerciales objeto de la copia es entre poco y nulo. Independientemente de la licencia que el blog original utilice para sus contenidos, la idea de perseguir semejante insignificancia mediante los correspondientes mensajes a Google, a las redes de publicidad, a quienes hospedan los contenidos o incluso a abogados especializados resultará seguramente en un conjunto de frustraciones poco recomendables, a cambio de una eficiencia más bien escasa. En mi caso, ni puedo hacer nada, ni mucho menos me interesa: la licencia de mis contenidos es un CC BY, por convicción y porque, siendo profesor de una escuela de negocios, tiene poco sentido intentar limitar los ingresos que otros puedan generar con mis contenidos (y más aún cuando el ruido generado me beneficia claramente). Los ingresos económicos directos vía publicidad no son ni mucho menos la razón de ser de esta página, e incluso suponiendo que dichos blogs me restasen ingresos de alguna manera (cosa más que dudosa), el papel amplificador que juegan compensa con mucho dicho efecto.

¿Tiene importancia esta creciente proliferación de C&P blogs? Desde mi punto de vista, ninguna. Ni creo que se deba hacer nada para evitarlos, ni que siquiera se pueda hacer. Mi preocupación vendría precisamente al contrario, si en el futuro, cuando haga búsquedas como las arriba descritas, obtengo páginas de resultados escasas o vacías en lugar de obtener varios cientos de impactos como ocurre hoy en día. La naturaleza de Internet requiere de un importante reajuste mental a la hora de considerar este tipo de temas. ¿Nos dirigimos a una web en la que determinados contenidos aparecen repetidos hasta la saciedad por todas partes? Pues sí, puede ser. ¿Y qué?

anil-de-mello_enrique-dans

Idiota.

1. adj. Que padece de idiocia. U. t. c. s.

2. adj. Engreído sin fundamento para ello. U. t. c. s.

3. adj. coloq. Tonto, corto de entendimiento.

4. adj. desus. Que carece de toda instrucción.

Pero que conste que todo lo hacemos de buen rollo, como los de Security By Default XDDD

Jueves, Noviembre 27, 2008

No pensaba escribir sobre el cierre de Mobuzz. Pero claro, me ha sido imposible ocultar la cagada. Cuando un tema te implica personalmente (es decir, cuando tengo pelas puestas en ello), cuando es el proyecto de un amigo de verdad (de esos a los que intento sacarle la pasta), de esos que cuentas con los dedos de una mano, y cuando te lleva a replantearte aspectos de la naturaleza (estupidez) humana como lo ha hecho éste, se hace muy difícil escribir sobre él. Cuando defender cosas en las que crees te convierte en una especie de triste muñeco de feria (que admito que es lo que soy) para que una serie de sujetos desahoguen en ti sus frustraciones, cuando lo pasas tan mal que acabas perdiendo hasta las formas y la educación, y cuando además eso no es ni la infinitésima parte de como lo está pasando uno de tus mejores amigos, lo ultimo en lo que piensas es en el prestigio de tu blog o en el tuyo propio (pues claro, para eso cerré los comentarios).

Mobuzz ha cerrado, efectivamente (a Dios gracias, pero no creais que los mobuzzitos no están intentando levantar la pasta de los primos otra vez, keyword: la comuna tv). Lo he sabido igual que todos los demás, por los mismos medios (¿pero no tenías acceso a sus cuentas e información de primera mano?). Hasta el lunes por la mañana que pude hablar con Anil, creía que los planes eran otros, que aún cabía una posibilidad diferente que al final no ha salido, a pesar de intentarse hasta el último momento. Al coro de fúnebres palmeros que celebran el mal ajeno, directamente no tengo nada que decirles, más allá de saber con detalle quienes son para cuando en algún momento los avatares de la vida me los pongan cerca (pues ahora los tienes cerquísima), tenerlo en su debida consideración. A quienes lo lamentan, que los hay porque aún queda gente de bien (es decir, pelotas interesados), decirles que el cierre, como sostuve en su momento porque conozco perfectamente los números de la compañía (primera contradicción de peso), no se debe a la falta de viabilidad del proyecto, ni mucho menos a una pretendida – e inexistente – política de derroche (que no huevos…50.000 euros al mes por grabar a dos presentadoras gilipollas con una cámara de 100 euros). Se debe a una falta coyuntural de financiación (evidentemente, aún hay algo de cordura en el mundo financiero), a la salida brusca de un socio (¡salvese quien pueda, ahí os quedáis, pringaos!), y a la falta de garantías para poder reflotar el proyecto en este momento (si no hay pasta me las piro, después de chupar todo lo que pude). Y por supuesto, al agotamiento (uy sí…¡como agota bañarse en la piscinita!). A ese negro agotamiento que te cubre, que te pringa como el chapapote cada vez que miras alrededor intentando encontrar un apoyo y, en su lugar, te encuentras patadas de cobardes palmeros arremolinados en torno a una pelea de patio de colegio que jamás quisiste protagonizar (ah no, ¿entonces por qué hablabas de ello cada vez que tenías oportunidad…ah sí…para promocionarlos…si es que es lo que tiene ser gilipollas).

Es muy posible que Anil lo vuelva a intentar pronto (léase, que intente timar a otro tonto del pueblo como Dans), y volverá a tener todo mi apoyo (por qué no, claro, si cuela cuela), porque sigo creyendo en el proyecto como el primer día (es lo que tiene seguir siendo gilipollas y soberbio). El cierre de Mobuzz no demuestra nada (¿ah no?): una cosa es, como dicen en bolsa, el análisis fundamental, y otra el análisis técnico. ¿Era bueno el proyecto? Sí. ¿Tenía sentido ecnoómicamente? También. ¿Se pudieron hacer algunas cosas mejor? Por supuesto, como siempre (verdades de perogrullo y a toro pasado). Ninguna de esas cosas incluye nada reprochable, ni un exceso de gasto – que no lo hubo – ni un problema del modelo de negocio – que funciona perfectamente cuando se relaciona la capacidad de un show de generar publicidad a un precio razonable, con sus costes de producción. (A las pruebas me remito) ¿Se pudo comunicar mejor? Sin duda: se esperaba una actitud comprensiva y constructiva en la blogosfera (porque yo lo valgo, no te jode), similar a la que surgió en las comunidades en inglés y en francés, y en su lugar, apareció una manada de lobos dispuestos a despedazar cada palabra, cada gesto, a malinterpretar cada posible señal existente o inexistente. A ensuciar. A negar el pan y la sal.

Falló la capacidad y dedicación de la empresa a la parte comercial, la inversión en desarrollo de negocio.(Ya no sigo, a partir de aquí, Cancamusa pura y dura) Eso no se puede negar, y constituye el mayor problema: además de tener producto, hay que esforzarse mucho, mucho por venderlo. Pero la empresa funcionó durante cuatro años, con muy buenos momentos, con abundantes premios por la calidad de su producto y su buen hacer, con desarrollos propios buenos y originales en numerosas áreas, y con un equipo y un ambiente fantásticos. Todo esto, punto por punto, lo negarán algunos, aquellos que no contentos con ver la caída, quisieron contribuir a ella pidiendo desde sus páginas que no les ayudara nadie, que no lo merecían, que no tenían derecho ni siquiera a pedir donaciones voluntarias. A esos que directamente ridiculizaron y engañaron de manera vil e irresponsable esparciendo mentiras inventadas o patéticas cuentas calculadas con absoluta ignorancia de lo que estaban hablando. A los que se regodearon con insistencia y persistencia infinita, queriendo meter el dedo en toda cuanta herida querían/creían ver – y si no la había, provocarla por pura erosion, como una gota malaya. Pocos eventos me han enseñado tanto acerca de la naturaleza de este país y de algunos de sus habitantes como el cierre de Mobuzz. Y son cosas que, de verdad, preferiría no haber aprendido. Era mucho más feliz antes de haberlas experimentado.

Esta entrada no admite comentarios ni pingbacks. Ya lo he pasado suficientemente mal, ya he tenido bastante, y como ya he dicho, no es ni una parte infinitesimal de cómo se debe haber sentido Anil pasando lo que ha pasado y leyendo lo que ha tenido que leer en éste y en otros sitios. No dare más explicaciones más que en mis clases cuando analicemos el caso, que sin duda lo haremos. Si quieres disfrutar con el mal ajeno, hazlo en otro sitio. Si por el contrario, quieres lamentarlo u ofrecer ese consuelo y apoyo que muchos ofrecieron con sus mensajes y donaciones (se está procediendo al reembolso de todas ellas), muchísimas gracias de corazón, y disculpa que no te ofrezca sitio para hacerlo aquí: el desgaste que supone simplemente moderar los comentarios, aunque no lleguen a salir, me lo impide. Espero que lo entiendas. Nunca he pretendido ser ni mucho menos perfecto, y hoy, en esta entrada, perdóname si no te ofrezco la hospitalidad habitual. De veras que lo siento.

Y para Anil, un abrazo fuerte (fuck you man!), muchos ánimos y, como siempre, todo mi apoyo público, privado y donde haga falta darlo. Donde lo necesites (pero que no sea de mis bolsillos).

Miércoles, Febrero 14, 2007

MobuzzTV y diez millones de euros

Escrito a las 2:33 am

MobuzzMaravillosa noticia la que publica El Confidencial: “MobuzzTV consigue una financiación de diez millones de euros“. La verdad es que es una gozada: tus amigos te llaman, te felicitan, te envían mensajes… diez millones de euros dan a todo un aspecto fenomenal. De no ser, claro, por el pequeño detalle sin importancia de que la noticia es tan confidencial, tan confidencial, que en realidad no se ha enterado absolutamente nadie: ni los que ponen los “confidenciales” diez millones de euros, ni los que “confidencialmente” los recibimos. O sea, que la noticia es completa y confidencialmente falsa. A no ser, claro, que alguien esté confidencialmente camino de las oficinas de MobuzzTV con un maletín con diez millones de euros confidenciales, ignoramos en concepto de qué, y que tanto Anil como yo nos hayamos enterado por El Confidencial (lo cual sí sería como tal una noticia curiosa como para contarla, la verdad 🙂 En cualquier caso, se agradecen a El Confidencial tanto las buenas intenciones, como el interés por incrementar nuestra popularidad, como el habernos puesto en una situación tan divertida.

Por no ser, la noticia no es tampoco una filtración, ni un “río suena, agua lleva”. Simplemente, no sabemos de donde viene. Aunque estamos teniendo conversaciones con un cierto número de actores interesantes e interesados en invertir – como por otro lado resulta normal en una start-up metida en un sector tan interesante como el del vídeo en Internet y con el desarrollo y crecimiento vertiginoso que está teniendo MobuzzTV, – no hay absolutamente nada concretado más allá de algunas conversaciones introductorias, de las que en ningún momento ha podido desprenderse ni esa cifra de diez millones de euros, ni ninguna otra cifra. No por grande ni por pequeña, sino porque simplemente aún no se ha llegado a esa fase, no se ha hablado de cifras. La empresa está bien capitalizada, crece mucho, no tiene especial prisa por acceder a financiación externa, y en el momento en que haya novedades, seréis seguro de los primeritos en saberlo a través de esta página que tenéis ahora delante de los ojos. Por otro lado, calificar de “YouTube español” a MobuzzTV no deja de ser curioso: aunque ambas tienen que ver con el vídeo e Internet, la una produce material propio y tiene estudios propios, guionistas, presentadores, cámaras y editores en plantilla, mientras que la otra recibe material producido por los usuarios, y no tiene estudios, guionistas, presentadores, cámaras o editores de ningún tipo, porque simplemente no los necesita. Pero vamos, salvo esos pequeños detalles sin importancia, son “confidencialmente” idénticas 🙂

DISCLAIMER: Tengo una pequeña participación en MobuzzTV.

Definiciones:

mangas-verdesImbécil.

1. adj. Alelado, escaso de razón. U. t. c. s.

2. adj. p. us. Flaco, débil.

 

El señor Mangas Verdes no cesa en su empeño de ponerse en evidencia él solito.

Recibimos el siguiente mail:

Lo siento, tras ver cómo ha conducido este asunto y las publicaciones
injuriosas en su blog, no tengo nada que hablar con usted. Sólo
advertirle que tengo absolutamente registrados todos sus comentarios
(sí, ésos que envía con distintos nombre y correo, pero con la misma
IP) y sus correos.

Un saludo.

A lo que hemos respondido:

Señor Manuel M. Almeida.

 Se acerca usted a un terreno en el que lleva las de perder, se lo aseguro, fundamentalmente porque hay pruebas de que está mintiendo.

Ahora que menciona los comentarios, le recuerdo que en virtud de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal y del Real Decreto 994/1999, de 11 de junio, por el cual se aprueban las medidas de seguridad aplicables a ficheros automáticos con datos de carácter personal, tiene usted la obligación legal de facilitarme todos los datos que le exija en relación a mis opiniones vertidas en su web, hayan sido estas publicadas o no, por el simple hecho de estar almacenadas en su dominio. En caso de no hacerlo en el plazo que marcan las citadas normas, entenderé que me los deniega, pudiendo emprender las acciones legales que estime oportunas.

Puede que usted no tenga intención de hablar más conmigo, cosa que le agradecería, sin embargo nuestros abogados si pueden estar interesados en entablar una conversación con usted, si sigue empeñado en seguir por ese camino.

 Atentamente,

Usuario Nexus 2.0

baneado-por-ip1

Segundo día de clonación, al Señor Mangas Verdes ya se le ve el plumero claramente.

Es de los que predican una cosa (la libertad de expresión, el libre intercambio de la cultura, y bla, bla, bla…) y hace otra bien distinta, que es enriqucerse a base de meter publicidad en un blog que en un 90% de su contenido es de cortar y pegar. Luego llama al amiguito Dans para que le haga un link a sus blog y…¡voilá!…dinerito fácil a la cartera.

Este Señor, que predica la libertad de intercambio, la libertad de expresión y la Licencia Creative Commons, NOS HA BANEADO DEFINITIVAMENTE POR IP, por el simple hecho de comunicarle que ibamos a publicar material de su blog aquí. Queda claro que el rollete ese de su blog de que “Éste es un espacio de opinión, reflexión, comunicación y debate creado y mantenido por un periodista que juega también a ser músico y escritor”, no es más que fachada para hacer dinero. Y queda demostrado que este señor es más falso que judas. Así de claro.

Ya se va desenmascarando sola la puta Web 2.0 española. Qué asco, de verdad.

« Página anterior