Una de las armas que suele usar Donen Rike para manipular a su gusto la realidad es la costumbre de ofrecer enlaces que supuestamente apoyan sus teorías. Enlances que, dicho sea de paso, creo que nadie se molesta en leer, y enlaces, también que suelen apuntar a fuentes tan fiables como blogs de completos desconocidos que esgrimen “datos” sacados de Dios sabe donde. Por fortuna, la información veraz en Internet, puede estar a un click de la manipulada, y precisamente ahí está lo que distingue a una mente crítica de un borrego que se cree el primer gráfico de Excel que le ponen delante de las narices: el primero siempre intentará contrastar y verificar la fiabilidad de la información siempre que tenga oportunidad. Y esas oportunidades existen precisamente porque Internet las pone a disposición de cualquiera con el suficiente interés como para investigar un poco por si mismo.

Hace ya unos meses, Dans tuvo la desfachatez de titular “mentiras” a esta entrada en la que pretendía demostrar que el cine en general, y el español en particular, pasaban por aquel entonces su mejor momento desde hace muchos años, en cuanto a recaudación en taquilla y afluencia de espectadores. Como digo, su “prueba” era como siempre, un link a esta entrada del blog de una completa desconocida, que decía a su vez algo que ya nos ponía sobre la pista de la mentira (esta sí, y con mayúsculas) de Dans: el récord de taquilla, no era más que un máximo puntual, referido solo a un fin de semana, en el que para más inri, coincidieron varios estrenos importantes en la cartelera española.

La puntilla a esta “información” de Dans me llegó hace unos días, al dar casi por casualidad con esta otra entrada en la que los datos ponen de manifiesto sin ningún lugar a dudas el tremendo descenso de espectadores en los cines españoles, que se hace absolutamente evidente cuando se contempla este gráfico, con la perspectiva que da la serie temporal de más de una década de datos, y no los manipulados datos de Dans de solo un fin de semana:

Hay que tener la cara tan dura como Dans para afirmar que la industria del cine español es una llorica que se queja aún cuando pasa (según Dans y la blogera de turno, claro) por su mejor momento, ignorando estas cifras que muestran claramente y sin lugar a dudas que la industria española ha perdido más de la mitad de los espectadores que tenía en 1999, y bajando. Y ojo, evidentemente el gráfico muestra los espectadores totales, no solo los que acuden a ver cine español.

Una vez más, se comprueba que las mentiras de Dans se deshacen con un solo click, y con una mínima profundidad de análisis que al parecer sus comentaristas no tienen, o si tienen ya se encarga Don Enrique de censurar los comentarios correspondientes. Afortunadamente todavía quedamos algunos a los que no nos impresiona el lenguaje cancamusero de Dans y que intentamos poner de manifiesto las tonterías 2.0 que destila Dans en la mayoría de sus post.

Seguiremos informando.