Hoy Dans se despacha con una entrada de promoción a los amiguetes, con nulo interés para el resto de la Humanidad (si es que alguno de sus post tiene interés de verdad para alguién, más allá de echarse unas risas con las gilipolleces que dice). Hoy le ha llegado el turno a una completa desconocida (que algún parentesco o relación tendrá con Dans, aunque obviamente me la suda) que le ha hecho una entrevista en la que Dans recurre a los tópicos y tonterías de siempre, y que merecen ser citadas aquí, por lo de siempre; por un lado para que nos hagamos una idea del nivel intelectual de Dans, y por otro, simplemente para reírnos un rato, que nunca está de más. Por eso me he propuesto como ejercicio comentar y dar réplica a algunas selectas contestaciones que Dans ha dado a su amiguita. Vamos allá:

¿Le afecta el odio “manifiesto” de algunas comunidades de internautas?

En absoluto. Son muy pocos comparativamente, y se cansan siempre en seguida, no me aguanta ninguno ni medio asalto. Hay que entender que a partir de un cierto nivel de visibilidad, sería absurdo e iluso esperar caerle bien a todo el mundo. En realidad, el fenómeno de identificación negativa hacia una persona con cierta visibilidad está muy estudiado en la sociología: cuando una persona manifiesta algún tipo de “odio” o “fijación” por alguien que no conoce en absoluto, y es capaz de poner la mano en el fuego asegurando que su carácter es de una manera determinada, o de dedicar su tiempo a elaborar páginas que invariablemente acaban abandonadas y sin interés alguno, está en realidad proyectando sus propias frustraciones personales sobre la imagen de esa persona, atribuyéndole unas características que, en realidad, provienen de sí mismo. Es algo inevitable, pura sociología y naturaleza humana. Al final, cuando has demostrado una trayectoria determinada, y tienes muchos buenos amigos que te conocen y saben cómo eres en realidad, ese tipo de actitudes te parecen simplemente patéticas, casi enternecedoras. Es bueno que estén ahí, son la prueba de que lo que haces, importa. Y sobre todo, te echas unas risas.

Sí, precisamente eso es lo que hacemos por aquí y por aquí por ejemplo, desde hace unos años (qué “medio asalto” más largo,¿ no?). No sé si comparativamente seremos muchos o pocos, más que nada porque yo no me aventuro a conclusiones precipitadas sin datos de por medio, pero sí, Enriquito, ya sabemos que tú te tiras a la piscina a sacar las conclusiones que te sale de la polla aún cuando los datos objetivos indican todo lo contrario, y luego encima te las das de científico. Pero ya se sabe, que la realidad 1.0 no te vaya a joder una buena mentira en la Web 2.0. Ya sabemos que el título de Biólogo parece que te autoriza para hablar de alta tecnología sin tener ni idea de lo que hablas en la mayoría de los casos, pero parece también que ahora te has metido a sociólogo. Se ve que en tu Universidad los títulos los regalaban en packs o algo, como hace el IE, que los vende por un nada módico precio. Como “ejsperto” en sociología te marcas la teoría de que (sic): “el fenómeno de identificación negativa hacia una persona con cierta visibilidad está muy estudiado en la sociología: cuando una persona manifiesta algún tipo de “odio” o “fijación” por alguien que no conoce en absoluto, y es capaz de poner la mano en el fuego asegurando que su carácter es de una manera determinada, o de dedicar su tiempo a elaborar páginas que invariablemente acaban abandonadas y sin interés alguno, está en realidad proyectando sus propias frustraciones personales sobre la imagen de esa persona, atribuyéndole unas características que, en realidad, provienen de sí mismo. Es algo inevitable, pura sociología y naturaleza humana”. Pero claro, como siempre tus teorías afectan a los demás, pero a ti no, porque “noslomismo”, claro:

Debe ser que llamar “hijos de puta con mucho tiempo libre” a un conjunto bien definido de personas, se hace de buen rollo, sin esconder ningún odio por ellos. Claro, como no se nos había ocurrido antes…los ojos inyectados en sangre cuando sueltas “hijos de puta”, va a ser que no son del rencor que llevas dentro hacia algunos, lo más seguro es que sean una malinterpretación nuestra, que vemos ira en tus ojos cuando lo más seguro es que se trate solo de los frutos de la resaca de los cubatas que te tomaste a nuestra salud con la pasta que se levantó tu amiguito Anil de Mello, en paradero desconocido después de choricear todo el dinero que pudo y no pagar a sus empleados de Mobuzz lo que les debía. Eso también debe ser como tú dices “inevitable, pura sociología y naturaleza humana”.

¿Podría dar una valoración del famoso y polémico manifiesto? ¿Sirvió de algo? ¿La reunión “secreta” posterior provocó la fracturación del grupo inicial de apoyo?

Aquello sirvió para demostrar que no se puede gobernar de espaldas a la red, porque la red es capaz de organizarse y expresarse de manera clara y a gran velocidad, con mucha fuerza mediática. En la práctica, sirvió para que el gobierno intentase moderar de alguna manera una parte de la LES que nunca debió llegar a ella, y que pasó de ser una aberración y un ataque a los derechos fundamentales, a ser un engendro jurídico, una justicia a la medida de las entidades de gestión, y una prueba de que en España, ante la ley, unos son “más iguales que otros”. En cuanto al grupo, en realidad nunca existió. Desde el primer momento se dijo claramente que no había grupo, sino que había personas. El “grupo” provenía de una selección llevada a cabo nada menos que por el Ministerio de Cultura, y en ningún momento pretendió erigirse en representación de nada ni de nadie, solo éramos personas que acudían a una reunión para dar una opinión y un punto de vista. Y en prácticamente todos los casos, ahí siguen estando.

“No se puede gobernar de espaldas a la red”…Guau…que miedo, que vienen los malotes amigos de Dans a poner orden en el país, temblad políticos, que aquí está la red de Dans que es capaz de sacar a gobiernos del poder, derrocar regímenes, monarquías y lo que haga falta. Pues vale, ahora en serio…hasta ahora lo que ha conseguido “la red” española es que le metan un gol por la escuadra con la más que posible aprobación de la Ley de Economía sostenible (aka “Ley Sinde”), disposición adicional incluida, gracias entre otras cosas a las puñaladas por la espalda ( y por donde haga falta) de aquellos que por mucho que lo nieguen ahora, se erigieron en “defensores de la red”, pero que el tiempo está haciendo ver, que como manteníamos por aquí desde el principio, no van más que a su propia bola y a llenarse los bolsillos lo más rápido posible con sus negocietes de Internet, timando a los ineptos internautas y haciéndoles creer que luchan por cosas tan elevadas como la “libertad de expresión en Internet y la neutralidad de la red”. Curioso que luego sean ellos los primeros en censurar en sus blogs las opiniones que le llevan la contraria, y que amenacen de muy malas maneras a quien se les opone (véase unos post más abajo como se las gasta Ricardo Galli, otro “defensor de la libertad en Internet”).

Y bueno…aquí lo vamos a dejar hoy, sin perjuicio de seguir en otro momento, porque la “entrevista” no tiene desperdicio…Algunos tenemos menos tiempo libre del que Dans imagina.