soitues

Soitu.es, la web de información periodística española, cerró ayer sus puertas. Casi dos años de andadura que acaban con los comentarios de siempre en la “blogosfera”: que si eran enormemente innovadores (no sé yo en qué era innovadora un página web de noticias, pero claro, la infinita inteligencia 2.0 es capaz de ver cosas que los demás no pueden) que si tenían una enorme calidad, que si su modelo de negocio era totalmente viable pero los inversores han salido en el peor momento (¿soy el único al que le recuerda todo esto al caso Mobuzz?) que si tenían un potencial enorme…

Vamos, lo de siempre. Parece ser que pese a que la publicidad en la Internet española sube como la espuma, según los datos ofrecidos por la cancamusa, los proyectos “punteros” de la red española, no consiguen mantenerse por sí mismos. Luego aquí debe haber cosas que fallan. O bien la publicidad está en manos de unos pocos, o los presupuestos que se manejan son tan exiguos que no permiten a nadie vivir de ellos. Tal vez, en un contexto de crisis, los anunciantes se aprietan el cinturón y tiran de publicidad barata. ¿Cuando se salga de la crisis…retornará la inversión a sus cauces normales? O tal vez el problema esté en el modelo de negocio de estas webs. Tal vez sea imposible sobrevivir solamente de la publicidad, ofreciendo los contenidos gratis, o al menos, eso solo se lo pueden permitir unos pocos, los que están arriba en los rankings. Y tal vez la solución sea que el visitante pague para acceder a los contenidos (lo mismito que está intentando hacer los medios tradicionales, oigan). Pero…¿está alguien dispuesto a pagar por una información de calidad? Hmmm…es un tema interesante. Porque, tal vez el problema, es que el público español no es muy capaz de distinguir la información “de calidad” (sea lo que sea lo que eso significa) de la “basura”. O…¿es que hemos olvidado que el periódico más vendido de España es el Marca, y los programas del corazón suelen cosechar audiencias astronómicas? En todo caso…aunque el público distinguiera la calidad…¿Significaría eso que la valora? En tal caso ¿en cuánto la valoraría? O, en otras palabras…¿cuánto se estaría dispuesto a pagar? Lo que se estaría dispuesto a pagar…¿sería suficiente para que los medios sobreviviesen y fuesen rentables? O tal vez el problema es que el ofrecer algo gratis, ha hecho que los que reciben eso mismo gratis, acaben por no valorarlo. Al fin y al cabo ya es gratis…¿por qué pagar por ello? Si algo ya cuesta cero…¿qué valor se va a pretender darle ahora?

A ver si ha sido que ellos mismos se han metido en un callejón sin salida, del que ahora no saben salir. O va a ser que tienen que cambiar su modelo de negocio, como las discográficas. Fíjate tú que casualidad.