rapidshare

Evidentemente, este es el tipo de noticia al que el Señor Donen Rike nunca dará bombo alguno. Pero ahí están, para los que lo quieren ver. Publicado en el País a día de 24 de junio del año 2009:

Un tribunal de Hamburgo (Alemania) ha condenado a RapidShare, popular servicio de transferencia de archivos que cuelgan los internautas, a pagar una multa de 24 millones de euros por albergar material protegido por derechos de autor. El juez, además, obliga a la compañía a comprometerse a filtrar todos los archivos protegidos y a impedir nuevas cargas de los mismos. La sentencia se produce a instancia de la sociedad de autores GEMA que representa a unos 60.000 asociados en todo el mundo, entre compositores y editores musicales en especial.

La misma sociedad ya llevó a los tribunales alemanes a RapidShare en 2008. Para el comentarista de Techcrunch, popular blog sobre tecnología, RapidShare tendrá problemas para cumplir con la obligación de filtrado de los archivos porque muchos se cargan comprimidos y protegidos por una contraseña de acceso por parte de los internautas.

RapidShare nació en 2006 y facilita la transferencia de archivos que cargan los internautas. Hay un servicio gratuito, con un límite sobre el peso de los citados archivos, y uno de pago. RapidShare promete facilitar una transferencia rápida, simple y segura gracias a la capacidad de sus servidores.

¿Seguro que no se pueden poner puertas al campo?