appletabletBusiness Week hace referencia a una serie de rumores persistentes extraídos de diversas fuentes y que parecen apuntar a que Apple, aficionada a tratar de redefinir los mercados mediante una entrada tardía en los mismos, podría lanzar a primeros de 2010 un Tablet de entre siete y diez pulgadas para competir en el segmento de los netbooks o ultraportátiles.

Los rumores provienen de la combinación de patentessolicitadas anteriormente por la compañía, de filtraciones de fuentes próximas a empresa y de analistas, y de la actividad de algunos fabricantes del sudeste asiático, y se han extendido ya a gran velocidad, como suele ocurrir con todas las noticias relacionadas con lanzamientos del fabricante de la manzana.

La idea, según apuntan, sería un intento de redefinición de la categoría ultraportátil mediante un diseño que recurriese, en lugar de simplemente a encoger pantalla y teclado hasta hacerlas difícilmente usables, a un sistema basado en una pantalla que ocupase todo el dispositivo y se activase mediante sistemas multi-touch multi-gesture, con un sistema operativo más potente que el del iPhone pero más ligero que el OS X convencional, y pensado especialmente para optimizar la interfaz multi-touch. Un híbrido entre los actuales Mac Book y un iPhone sometido a un tratamiento de esteroides, con un precio objetivo de entre quinientos y setecientos dólares. Según algunos analistas, esta forma de entrar en el mercado de ultraportátiles sería muy consistente con la forma de hacer las cosas de Apple: en el mercado de los reproductores MP3, el lanzamiento del iPod se produjo tres años después de la aparición del primer exponente de la categoría, mientras que en el caso del iPhone, el lanzamiento tuvo lugar cinco años después de los primeros modelos de BlackBerry que apuntaron el concepto de smartphone. En el caso de los netbooks o ultraportátiles, una categoría de rápido crecimiento, la redefinición planteada por Apple sería muy coherente con el abierto desprecio que la empresa ha mostrado hacia los diseños actuales de los mismos: ¿podría la compañía subirse al crecimiento del segmento con un diseño completamente diferente al utilizado hasta el momento, que no plantea prácticamente diferenciación entre los múltiples competidores?