telecoms_package

La respuesta (provisional) es SI. Acaba de censurar el siguiente comentario del usuario Malmsteen:

“Madre mia…ahora cree usted que puede quitar y poner gobiernos?
Yo ya he escrito a los eurodiputados…
Para decirles que estoy de acuerdo con ellos.
Para algo los elegimos.” (Enviada hace una hora, aproximadamente).

(No descarto que publique el comentario original después de leer esto, cosa que me consta que hace).

La entrada original, como siempre, solo para contextualizar:

Entre hoy y mañana, el Parlamento Europeo puede definir que Internet siga siendo Internet, una red libre regida por su protocolo, o se convierta en el coto privado de unos pocos que pueden decidir a su antojo qué circula y qué no circula por ella. Entre hoy, discusión parlamentaria, y mañana, votaciones, veremos qué grupos parlamentarios apoyan realmente que Internet siga siendo lo que hemos conocido hasta ahora: el primer medio verdaderamente bidireccional y libre en manos de los ciudadanos.

Lo que se vota en el Parlamento Europeo es el llamado telecoms package, el resultado de la presión de tres de los lobbies más fuertes del mundo: el político, el de las telecomunicaciones y el de los derechos de autor. El paquete de medidas otorga a las empresas de telecomunicaciones un poder omnímodo para convertirse en los auténticos policías de la red: pueden examinar tus comunicaciones, decidir si lo que recibes o envías puede pasar por la red o debe ser bloqueado, impedir el acceso a determinados sitios en función de cualquier tipo de criterio y sin pasar por un órgano judicial, o vender acceso preferencial a determinados sitios como si fueran canales de televisión. La peor de las pesadillas, el entorno en el que Estados Unidos se negó a entrar, la desnaturalización y desactivación más completas de la red, convertidas en realidad. Gracias a eso, las empresas de telecomunicaciones obtienen la increíble prebenda de dejar de ser simples utilities, de poder gestionar la red como si fueran adjudicatarios de licencias de canales de televisión, acabando con el sueño de Internet como una red libre en la que todos podemos llegar a todos en igualdad de condiciones. Además, obtiene acceso a los contenidos de las empresas que explotan la propiedad intelectual, el lobby de los derechos de autor, que pasan a estar en un entorno en el que pueden desconectar de la red a quienes consideren “infractores” de unas leyes redefinidas a su antojo o bloquear aquellos sitios que puedan resultar potencialmente peligrosos para su modelo de negocio. Finalmente, el lobby político obtiene el entorno soñado: donde antes se enfrentaba a una enorme masa de gente con capacidad de opinar y de exponer sus opiniones a otros, ahora únicamente tendrá que hablar con las empresas de telecomunicaciones para que dejen fuera de sus ofertas preferenciales a aquellos que les resulten incómodos. Una internet “bajo control”.

Tienes mucha más información en la red. El “telecoms package” es la mayor aberración que hemos podido ver nunca pasar por un parlamento, la iniciativa liberticida más importante que hemos vivido jamás en relación con la red. Si los representantes de tu partido votan a favor de este paquete de medidas, elimínalos como opción política: habrán demostrado su verdadera naturaleza y su servicio a los lobbies de poder en lugar de al ciudadano. Aquí tienes quiénes son y lo que han votado: no lo olvides.

Puedes enviar peticiones a los eurodiputados a través de páginas como ésta, y por supuesto, procura hablar de esto todo lo que puedas y contribuir a crear el estado de alarma que la cuestión justifica. Si Internet significa algo para ti, si quieres que Internet siga siendo Internet, este tema es una verdadera aberración, lo más importante que se ha discutido en un parlamento con respecto a la red, y precisa de una acción firme, inequívoca y decidida.