youtube_dollars

Pues ya tenemos por aquí otro intento de vender humo, motos y lo que haga falta. Youtube, como no consigue hacerse rentable (cualquiera con dos dedos de frente lo hubiera predicho, menos los que tenían interés en que cuajase algo así) estudia la posibilidad de hacer pasar por caja a los usuarios. Evidentemene, en una España en la que todo el mundo se baja lo que quiere por la cara, no le auguramos mucho futuro a algo así. Tal vez en otros países, de rentas per cápita más altas, la cosa funcione. Pero está por ver.

A veces,  no obstante, los comentaristas de Dans ofrecen señales de inteligencia, que merecen ser reproducidas aquí:

Youtube no llegó a ser lo que es colgando el cumpleaños del abuelo, sino, en una primera etapa, ofreciendo contenidos atractivos, especialmente las series de tv que los gringos se perdían por cuestión de horarios. Luego las cadenas se quejaron, retiraron su material y ofrecieron ellos mismos las series en sus propios sitios y también gratis (con una ganancia marginal por publicidad pero esta vez para la cadena).

A lo que voy es que sin contenido valioso (proveniente del cine o la televisión) nadie va a pagar nada por “el servicio de hosting” para ver el primer agú de un bebé o a un perro aullando villancicos. En cambio, con contenido licenciado que implica algún tipo de pago por el usuario, Youtube se convertiría en una especie de canal de cable global e interactivo, un VOD continuo, que le debe más a viejos modelos de negocios que a nuevos.

Dos preguntas por absolver: el hecho de que youtube presente pérdidas de tal magnitud (sin siquiera invertir en los contenidos) no descarta de plano la posibilidad de que una película o serie se pueda financiar sin el gasto del público y sólo con la publicidad en internet como se asume tan a menudo en este blog?

Y también: si tanta gente está dispuesta a pagarle a Youtube por contenidos especiales licenciados (eventos en vivo, series y películas), estaría igualmente dispuesta a pagarle directamente a los que crearon los contenidos y terminar de una buena vez con todo el rollo de la piratería?
O de lo que se trata la internet es de pagarle a cualquiera menos al que invirtió en la película/serie como principio perverso?

 La entrada original, como siempre, para el que tenga el valor de leerla:

Por Nexus 2.0

Todas las magnitudes en YouTube producen una sensación de vértigo, de mareo, casi de irrealidad: ¿cómo llevarías a la rentabilidad a una página que sirve setenta y cinco mil millones de vídeos a más de 375 millones de visitantes únicos en 2009, y que te cuesta en torno a dos millones de dólares al día mantener? Se calcula que YouTube provoca a Google unas pérdidas diarias de $1.65 millones: por lo que se ve, el negocio tradicional de la compañía, la publicidad contextual, resulta claramente insuficiente a la hora de producir ingresos para hacer frente a los costes de ancho de banda. Sin embargo, eso no ha hecho pestañear a Google a la hora de plantearse su apoyo a la iniciativa: para una empresa que aspira a “organizar la información mundial para que resulte universalmente accesible y útil”, plantearse renunciar a los contenidos en formato vídeo resulta de todo punto imposible. El vídeo es un segmento en el que el liderazgo de Google es indiscutible, y en el que, seguramente, falta mucho por inventar.

La pregunta del título viene al hilo de unas declaraciones de Eric Schmidt: ante la pregunta de si se planteaban fórmulas como modelos de pago o de suscripción de cara a la evolución del modelo de YouTube, éste respondió:

With respect to how it will get monetized, our first priority, as you pointed out, is on the advertising side. We do expect over time to see micro payments and other forms of subscription models coming as well. But our initial focus is on advertising. We will be announcing additional things in that area literally very, very soon.”

“Con respecto a como pensamos monetizarlo, nuestra primera prioridad está, como has señalado, en la publicidad. Con el tiempo, también esperamos ver aparecer modelos de micropago y otras formas de suscripción, pero nuestra prioridad inicial está en la publicidad. Pronto, muy pronto, anunciaremos novedades en este área.”

Es decir, que de entrada no, pero que la puerta no está en absoluto cerrada. Y la pregunta inmediata, claro, es: ¿en qué tipo de términos te plantearías pagar por contenidos en YouTube? El planteamiento de esta pregunta en Slashdot es tan interesante como las respuestas de algunos de los comentarios. ¿En ningún caso y de ninguna de las maneras? ¿A cambio de evitar publicidad? ¿Cantidades pequeñas por acceso instantáneo a determinados contenidos? ¿Licencias de tipo permanente para un contenido dado? ¿Suscripciones para ciertas áreas de contenidos premium? ¿Suscripciones a contenidos que te avisan cuando son actualizados o cuando sale un episodio nuevo? Sin duda, parte del valor de YouTube corresponde al hecho de ser una plataforma sobre la que establecer mercados, mercados que por su dimensión cuantitativa, resultaría muy difícil probar en ningún otro sitio. YouTube es, en cierto modo, como China: el significado de “la larga cola” cambia cuando un simple 0.1% de un mercado representa varios cientos de miles de personas. ¿Qué opinas? ¿Te resulta directamente blasfema y ofensiva la idea de pagar en un sitio como YouTube? ¿Te haría darte la vuelta y buscar de forma inmediata otras alternativas? ¿Por qué tipo de cosas estarías dispuesto a pagar en YouTube? ¿Cuánto? ¿Bajo qué condiciones?