meneamePor Nexus 2.0

A raiz de la ya tan cacareada estampida o revolución de usuarios en Menéame, ya sin lugar a dudas, podemos dar un veredicto sobre esta web, casposa, rastrera, patética, y que huele cada vez peor. Galli no es más que un geek, un gafapastis, de esos que cuando eran pequeños no tenían ni un amigo por lo lerdo que era. 

Como un comentarista asiduo de aquí, lo ha expresado magistralmente en otro sitio, hoy seré yo mismo el que corte y pegue:

Por supuesto que hay muchos detractores de Menéame. Pero uno de los asuntos relacionados con esta web que peor huelen fue descrito aquí en su momento:

https://clondans.wordpress.com/2009/04/08/¿pero-que-cono-es-meneame/

Yo después de participar, ser baneado en unos minutos sin motivo aparente, etc, etc…he llegado a las siguientes conclusiones:

Galli es un tipo bastante feo, bastante frustrado, y en general un freak con su toque geek. Ha creado Meneame en parte para superar su evidente complejo de inferioridad y convertir esa web en su feudo, el único sitio donde ordena y manda. Por que lo que es en el mundo real, lo lleva crudo. Puedo dar fe de que usa sus conocimientos informáticos (bastante extentos, hay que admitir) para intimidar a sus “adversarios”, cualesquiera que sean (los del ataque por denegación de servicio, los que no piensan como él…).

Los usuarios que están más arriba en la jerarquía de Menéame, son tres cuartos de lo mismo, y se comportan como porteros de discoteca, sintiéndose importantes y poderosos de la única manera que pueden: baneando y expulsando a su gusto. Vamos, patético. Hacen en ese reducto de la red lo que jamás podrán hacer en el mundo real. Los imagino en su mayoría como una especie de Enjutos Mojamutos que viven en su realidad virtual porque no les queda más remedio.

El problema para Galli y Meneame, es que creo que llevando de esa manera la web, están cavando su propia tumba. Si la gente acude allí de buena voluntad, y es baneada a los 30 minutos sin ningún motivo…¿qué interés tendrá algo así a largo plazo?

En fin…esa ha sido mi experiencia. Cada uno tendrá la suya.

Por mi parte, poco más que añadir.
Salvo que se ha hablado mucho de la democracia en Internet, de los sitios autogestionados por los propios usuarios, y cancamusa varia. El caso de Menéame demuestra que este tipo de gestión podría funcionar si la gente fuera medianamente civilizada, respetuosa, crítica y objetiva. Pero da la casualidad, de que en la mayoría de los casos no lo es. Y a eso se añade, que no sé porque esta clase de sitios acaban atrayendo siempre al mismo tipo de personas: los freakies, los geeks, los frustrados y los subnormales. Eso es lo que hay. Así que como siempre, no es cuestión de tecnología, es cuestión de personas. Y de personas valiosas, desgraciadamente, no están sobrados ni la red ni el mundo. 
También se podría reflexionar sobre si los medios “democráticos” degeneran en lo que estamos viendo en Menéame. ¿No sería mejor a veces que ciertos medios siguieran siendo unidireccionales?. ¿Por qué un medio gestionado por los propios usuarios tiene que ser mejor que uno al estilo tradicional, con editores y supervisores de la información que se ofrece?.
En relidad, el tema da para mucho. Supongo que le dedicaremos alguna que otra entrada en el futuro.