cocacolatuentiMe ha gustado la nueva iniciativa de publicidad en Tuenti, que se estrena hoy con esta campaña de Coca Cola y me permite volver a tocar el tema de la implicación o engagement en la web: lo que tenéis a la izquierda es un puro y genuino interstitial, de esos que habitualmente no nos gustan nada y consideramos intrusivos porque interrumpen nuestro flujo de navegación cuando pretendemos, por ejemplo, leer un periódico. Sin embargo, observemos los cambios que marcan la diferencia y que lo llevan desde un nivel de implicación negativo hasta uno positivo:

  1. El mensaje aparece al entrar en Tuenti, pero aprovecha la página de carga, un espacio temporal que el usuario está acostumbrado a ver como una pantalla en blanco con un logo de la red social en el centro. En lugar de ser percibido como una interrupción del flujo de navegación, lo es más bien como un “ya que estás esperando…”
  2. El mensaje no es genérico, sino que aparece únicamente a la persona que está de cumpleaños ese día, lo que genera una gran sensación de relevancia. Que sí, que ya sabemos que no es Isidoro Álvarez quien nos felicita el cumpleaños desde El Corte Inglés y que en este caso es evidente que Coca Cola no envía nada, sino que es una simple ejecución de un comando SQL, pero no deja de ser un detalle agradable.

¿Conclusión? No es necesariamente el formato el que condiciona el nivel de implicación, sino el uso que hagamos del mismo y las circunstancias que lo rodean. En este caso, una iniciativa nueva para Tuenti, que hasta el momento había probado únicamente un tipo de publicidad muy específico y más próximo a la P de Promoción del que ya hemos hablado anteriormente. Y en mi opinión, una reinterpretación muy interesante de un formato que hasta el momento tenía un muy mal nombre.

DISCLAIMER: sigo sin tener nada que ver con Tuenti, más allá de conocer a varias personas en la compañía y de tener por eso un buen acceso a información sobre sus iniciativas. Ah, y de que mi hija se pase media vida ahí metida🙂